TORRE DE BUSTAMANTE (LA COSTANA – CAMPOO DE YUSO)
La torre de La Costana (también denominada de los Bustamante, por la familia que la ha habitado durante generaciones, o del Merino) constituye el único resto de arquitectura civil bajo medieval del municipio de Campoo de Yuso y su edificio más destacado. Su esbelta silueta –es la más elevada de las torres existentes en Cantabria– nos recuerda la influencia del poder señorial en otras épocas.

CASTILLO DE SAN VICENTE (ARGÜESO – HERMANDAD DE CAMPOO DE SUSO)
El castillo de Argüeso fue el emblema y la fortaleza del señorío de la casa de Mendoza en las tierras altas de Campoo. Construido sobre una pequeña loma, compuesto por dos torres y un cuerpo central que las une, y rodeado por una muralla que cierra el patio de armas, el de Argüeso representa el más destacado y antiguo ejemplo de castillo roqueño de Cantabria.

TORRE MEDIEVAL Y CASA SOLARIEGA ANEXA (PROAÑO – HERMANDAD DE CAMPOO DE SUSO)
En el pueblo de Proaño, a los pies de la Sierra del Cordel y a unos 970 m. de altitud, destaca el conjunto formado por la torre medieval, tres casas solariegas de la familia de los Ríos de diferentes épocas, la portalada, la capilla, un gran patio y el huerto. Del conjunto de edificaciones destaca la torre medieval, por su antigüedad y por los elementos que aún conserva. No obstante, su estado actual amenaza ruina, haciéndose necesaria una restauración.

TORRE DE CADALSO (CADALSO – VALDERREDIBLE)
La torre de Cadalso, por su morfología, parece una obra arquitectónica que escapa a los límites cronológicos medievales. Denota su pasada importancia militar, otorgando el topónimo a la localidad. Los cadalsos eran galerías de madera, colocadas en voladizo en la parte superior de las torres y fortificaciones, para la defensa vertical.

TORRE DE RUERRERO (RUERRERO – VALDERREDIBLE)
En el municipio de Valderredible, junto a la ribera del Ebro, del que toma el topónimo la localidad de Ruerrero, se encuentran los vestigios de esta hermosa atalaya bajomedieval, datable en los siglos XIV-XV. A pesar de su parcial estado ruinoso, conserva todavía su carácter señorial y un elemento singular de forma troncocónica en uno de los ángulos, con la función de refuerzo.

Contacta con nosotros

Rellena los datos del formulario y haz tu consulta